fbpx

Tres técnicas efectivas para gestionar tu ansiedad

Si te gusta comparte y ayúdanos a crecer

Tres técnicas efectivas para gestionar tu ansiedad

La ansiedad se ha convertido en un problema complejo que debes enfrentar días tras día, siendo muchas veces molesta, amenazante y hasta paralizadora. Lo mejor sería no padecerla y así no estarías sometido(a) a la constante zozobra de que algo está mal, aunque no sea así. Si en estos momentos tú has presentado uno o más episodios de ansiedad y no sabes cómo hacerle frente a esta situación, Ancestrina trae para ti este artículo que te será de mucha ayuda.

Hoy aprenderás a tener más control de tu cuerpo y de tu mente mediante prácticas que te ayudarán a adquirir confianza y dominio propio. Recuerda que todo requiere un grado de disciplina, paciencia y hábitos que sumen a tu vida, y por supuesto, que no te hagan retroceder ni perderte en el camino. La ansiedad, por lo general, se expresa de tres maneras: cognitiva-emocional, fisiológica y conductual. De modo que, cada práctica que iremos mencionando, corresponderá a cada una de éstas áreas a fin de mejorar tu salud y tu bienestar.

(La ansiedad en tiempos de pandemia ¿Qué es y cómo gestionarla?)

Técnica 1: Reestructuración cognitiva

Esta técnica se encarga de identificar y corregir modelos de pensamientos intrusivos, es decir, aquellos pensamientos reiterativos que se convierten pronto en obsesiones. Aunque desees evitarlos por su inutilidad, éstos volverán a tu mente una y otra vez, perturbando tu calma y dificultando tu concentración.

Con la técnica de reestructuración cognitiva detectarás los pensamientos que en cierto momento te provocan angustia. Una vez que lo filtres mediante un análisis personal, cuestionarás si eso que piensas es real o forma parte de una interpretación. Si no es veraz lo que crees, podrás entonces modificar este pensamiento por uno más realista.

De esta manera, irás aprendiendo a ser más objetivo y específico en el momento de interpretar las situaciones que vives a diario. Es importante que sepas que tus pensamientos repercuten mucho en cómo percibes tu realidad. Por eso con esta práctica, aunque requiere de energía y esfuerzo, podrás labrar un camino de plenitud y templanza para tu salud emocional.

Técnica 2: Mindfulness

Se trata de una práctica de relajación donde aprenderás a tener atención plena sobre tus emociones a fin de disminuir tu ansiedad. Es un proceso que demanda compromiso y constancia para regular tu atención y así permanecer genuinamente en calma sin reacciones compulsivas.

El mindfulness busca una atención total al momento presente; consiste en que reconozcas cuáles son los pensamientos que te agobian, lo aceptes sin juicios y pongas en duda tu habitual forma de pensar. El objetivo es que puedas observar tus pensamientos desde una perspectiva más objetiva, sin intenciones de sumergirte en ellos.

Esta técnica te permite aprender a lidiar con el impulso de seguir modelos que no te hacen bien, propiciando a largo plazo un espacio entre el pensamiento y la acción con el propósito de aumentar tu capacidad de estar en este espacio y en este momento. Es decir, vivir en el aquí y el ahora conectando con el presente, y por supuesto, con tu ser interior.

(Ansiedad y rapé)

Técnica 3: Terapia de exposición

Esta técnica de la psicoterapia permite encontrar nuevas formas de gestionar el miedo y la ansiedad. Te prepara para enfrentar situaciones en vez de evitarlas. Es una práctica ideal para romper la relación entre la ansiedad y las situaciones que la generan. Su objetivo es que puedas afrontar de una manera deliberada y sistemática ciertas situaciones.

La eficacia de la exposición se basa en enseñarte a no escapar ante las sensaciones temidas que no son una amenaza real, pero que te conducen a experimentar síntomas provocados por la ansiedad. La terapia de exposición te invita a que estés consciente de tus sensaciones y pensamientos, fortaleciendo tu toma de decisiones y respondiendo a tus miedos de maneras más adecuadas.

En Ancestrina, aprovechamos las bondades del tabaco rezado y orgánico para volver al momento presente. Sus propiedades ayudan a aquietar los pensamientos, siendo una herramienta muy útil para cultivar la atención plena y el mindfulness. Si quieres conocer más, escríbenos en nuestras redes sociales o descarga nuestro e-book MEDITA CON RAPÉ de forma gratuita haciendo click aquí.

WhatsApp
1
Chat?
Hola!
En que puedo ayudarte?